“Estoy triste... y no sé por qué; he bebido amor, y aún tengo sed”

. Gloria Fuertes

La Agenda Secreta

Vende barras de labios a lo largo y ancho de todo el mundoPoppy King, Lipstick Queen

Vive en Nueva York y es la fundadora de la marca cosmética Lipstick Queen. No le gusta pasar desapercibida.

Poppy King es australiana, pero vive en Nueva York. Desde allí dirige su marca cosmética, Lipstick Queen, y con 44 años es una mujer obsesionada con las barras de labios, producto que vende a lo largo y ancho de todo el mundo. ¡Un sueño hecho realidad!

“Nací en Australia pero vivo en Nueva York desde hace 13 años. Cuando creé mi primera barra de labios, con 18 años, no poseía estudios formales de cosmética o de galénica pero lo que sí sabía era qué tipo de labial quería: uno de acabado mate, de textura muy rica y en un rojo del estilo de una femme fatale de los años 40”.

“Me enamoré de las barras de labios cuando tenía 7 años y jugaba a disfrazarme con mi madre. Me maravillaba cómo podía transformarme sólo con aplicarme un labial; no sólo por fuera sino también por dentro. De repente, me sentía como una superheroína con poderes especiales concedidos por la barra de labios. Durante mis años de adolescencia me fue difícil encontrar un labial apropiado a mi look vintage, por lo que, cuando terminé el instituto, decidí fundar mi propia marca en la que vendía barras de labios estilo años 40. Esto último ocurrió hace 25 años y desde entonces me dedico a la creación de labiales únicos, atractivos y diferentes a la oferta que puede encontrarse en el mercado. Puesto que en Lipstick Queen nos centramos de forma exclusiva en los labiales, le damos mucha importancia a las diferentes texturas y acabados”.

Museo y pintor/escultor/fotógrafo/artista favoritos:

Museo- Musée D’Orsay, Paris. Pintor- John William Waterhouse y los prerrafaelistas.  Escultor- Rodin.  Fotógrafo- Brassaï y Nan Goldin.  Artista- Mike Nelson

Película preferida:

Cabaret.

Libro favorito:

Anna Karenina.

Su plan perfecto:

Un mercadillo

Un restaurante que nunca falla:

Café Gitane, en Nueva York

Su bebida favorita:

Una copa de vino rosado seco.

Ciudad favorita:

Detroit

Hotel favorito:

La Mamounia, Marruecos

Su lugar ideal para desconectar:

Tulum, México

Un viaje pendiente:

Un viaje por América en descapotable.

Perfume favorito:

Narcisse – una fragancia de Chloé de principios de los 90

Un truco de belleza que nunca falla:

¡¡¡Barra de labios roja!!! Pienso que existe algo de rojo en cada persona, no hace falta que sea un rojo intenso o mate. En cuestión de tonos, un rojo anaranjado es una explosión total, una declaración de intenciones; el clásico con subtonos azulados es seductor y sexy; por último, un rojo puro es, simplemente, muy elegante.

¿Cómo definiría su estilo?

Vintage/ conservador/ ecléctico. Cuando era joven intentaba proyectar la imagen de la típica chica de 1989, pero en cuanto acepté que mis rasgos eran mucho más parecidos a los de una película de la TCM (Turner Classic Movies) lo acepté, me corté el pelo, me depilé las cejas y convertí el rojo de labios en mi sello personal.

Su última compra:

Una gafas de sol de Marni.

Su accesorio definitivo:

Red Sinner, el rojo de labios mate de mi línea Sinner.

Una firma a la que siempre permanecerá fiel:

Alaïa.

El último regalo que ha recibido:

Amistad… Considero que es un regalo interminable.

¿Qué locura se permite a sí misma?

Coleccionar bolsos, ¡tengo más de 200!

¿Hay algo más que le gustaría contarnos?

Mi cita favorita: “No existe ningún atajo hacia los sitios que merecen la pena”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *