“Todo mañana es la pizarra donde te invento y te dibujo”

. Julio Cortázar

El hedonista elige

Casa rural con encanto en CandeledaEl Vergel de Chilla, agrochic en Candeleda (Ávila)

Ya huele a Primavera, y ya se despiertan en nosotros las ganas de naturaleza. Esta propuesta resulta irresistible.

La primavera ya se huele y las ganas de escapar al campo. En Candeleda, a tan solo hora y media de Madrid, al sur de la provincia de Ávila, encontramos uno de los pueblos más hermosos de la provincia. A 432 m sobre el nivel del mar con un microclima de inviernos suaves y veranos templados con temperaturas medias de 26º, en pleno monte en la ladera de Chilla, se encuentra El Vergel de Chilla, una finca privada de varias hectáreas con 2 tipos distintos de alojamientos rurales, Abejas y Libélula.

Abejas es un alojamiento de dos casas rurales únicas y encantadoras ideal para grupos de 8 personas. Su ubicación las convierte en idíalicas. Situadas en pleno bosque, rodeadas de arboledas de robles y castaños., lindando con el Parque Natural de la Sierra de Gredos, protegidas a la espalda por la cara sur del Almanzor y frente a unas espectaculares vistas del  Valle del Tiétar con el pantano del Rosarito y los Montes de Toledo al fondo.

Las casas son de estilo provenzal francés, llenas de luz y expresividad, decoradas con mimo y llenas de detalles que crean un ambiente  muy confortable en el que cada pieza está pensada para que no falte de nada, incluso wifi.

Cada casa ofrece 2 confortables habitaciones dobles, para la estancia de 4 personas, una cocina totalmente equipada, un cuarto de baño y un acogedor salón con chimenea. En el exterior, una amplia piscina con solárium y chill-out, un magnífico porche emparrado con zonas de estar y comedor, miradores,  barbacoa y muchos de rincones maravillosos para desconectar.

Libélula es el otro tipo de alojamiento rural, situado un poco más abajo en la finca. Se trata de una sola casa de diseño vanguardista  y rompedor recién abierta.

El Valle del Tiétar es una comarca abulense que goza de varios privilegios que la hacen única e incomparable. El valle es un contraste de olores y colores. Los cerezos en flor en primavera, el verde de sus prados, las cristalinas aguas de sus ríos, gargantas y pozas y las blancas cumbres de Gredos son una inconfundible explosión cromática. Candeleda y Chilla son lugares idóneos para vivir al aire libre muchos, buenos y grandes ratos: canoas, senderismo, rutas a caballo o bicicleta, visitar las cuevas del águila, el castro vetón celta, comer  cabrito,  queso de cabra,  miel de las abejas del valle, aceite de manzanilla o pimentón son imprescindibles candeledanos.

Desde El Vergel de Chilla ofrecen una gran selección de rincones y lugares fabulosos para visitar, ver y comer. Pero si lo que quieres es disfrutar de estas estupendas casas rurales, descansar o no hacer nada, te lo ponen todo en bandeja.

Reservas enelvergeldechilla.com   o llamando al 629047162.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *